El amor no es un recuerdo o lo que quedó de él