El amor no es una búsqueda, es un encuentro