Los ideales no pueden desarrollar tus posibilidades